La importancia de tener un Propósito en los negocios.

El nacimiento de un Propósito

¿Cómo vas? Así comenzó una charla con un buen amigo. Él, con un suspiro de alivio me dijo “con mucho trabajo y en chinga, a veces cansado, pero ya sabes, veo al chamaco y es mi motor para seguir adelante.” Esas últimas palabras retumbaron en mi cerebro de manera profunda. En primer lugar, porque tenía poco de vivir con Astrid y no teníamos hijos, por lo que solo podía relacionarme con la última parte de la frase con que creía que era empatía, y debido a que era un un comentario que había escuchado de alguno de mis papás o de sus amigos. Sin embargo, minutos más tarde, emergió la verdadera razón por la que esa frase había resonado tanto en mi interior.   “Veo al chamaco y es mi motor para seguir adelante” esta frase  me parecía que imponía una responsabilidad muy grande para un recién nacido.  Es una frase que suena bonita y socialmente parece que es algo loable y deseable, sin embargo, es una frase totalmente desde la perspectiva de la víctima. Ya que pone la responsabilidad de trabajar todos los días por un ser humano recién nacido.Además de que en un futuro se puede convertir en un reproche por parte de un padre a un hijo, por lo menos en las costumbres Latinoamericanas. Así que a partir de ese momento comencé una búsqueda consciente por una razón superior y motivante para levantarme todos los días a trabajar. 

Así comencé la búsqueda de un propósito. 

Creo que es vital para todas las personas tener un propósito o razón de ser, algo en lo que hacen y se convierte en más importante cuando los resultados no se están dando de acuerdo a lo que se proyectó. 

En la cultura japonesa existe un concepto que es el ikigai, que en resumen es la razón de ser de cada individuo, eso  que motiva a levantarnos y esforzarnos todos los días para ser lo que estamos destinados a ser. 

La primera vez, que conocí este concepto fue de la mano del coach Rich Litvin, que antes de una sesión me pidió que pensara en cuál sería mi  ikigai como coach. Al principio me pareció un ejercicio maravilloso que me aportó mucha claridad a un camino que ya venía recorriendo desde hacía algún tiempo, experimentando con diferentes misiones personales. El concepto de ikigai es más profundo debido a los elementos que lo componen. 

Por un lado, este concepto observa al ser humano como un ente  integral, es decir, toda acción en cualquiera de los roles que una persona forja y está relacionada con la manifestación de su razón de ser. 

IKIGI

El ikigai está construido por varias partes:

  1. Eso en lo que eres bueno
    1. Tu Pasión 
    2. Tu Profesión
  2. Eso que amas hacer
    1. Tu Pasión
    2. Tu Misión 
  3. Lo que el mundo necesita
    1. Tu Misión
    2. Tu Vocación
  4. Eso por lo que ganas dinero
    1. Tu profesión
    2. Tu Vocación

El punto en común de todas estas áreas es lo que forma el ikigai, y entre más ejerces esta tarea, esta acción, más manifiestas tu ser. 

Imagina que te levantas todas las mañanas y al abrir los ojos se te acabaron las obligaciones. ¿Qué harías?

Gabriel Uribe
Gabriel Uribe

Soy Gabriel Alejandro Uribe Rodríguez, Coach, facilitador, autor y orador internacional. Inspiro e influyó de manera positiva a todas las personas que interactuan conmigo, haciendo que el even su nivel de consciencia, prosperidad y creación de su propia Riqueza. Soy modelo de padre amoroso, líder y empresario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *