El PESO DE LA RESPONSABILIDAD

Durante el arranque de un programa de Más Allá del Liderazgo con los líderes de una organización estábamos creando su nueva cumbre, (Una metáfora sobre cuales es la siguiente aventura que desean vivir como organización) lo cual pone el contexto para generar cambios en su forma de ser líderes.  

Note que algunos de estos líderes hablaban entusiasmados sobre lo que era posible y sobre el impacto que pueden dejar con su proyecto, sin embargo, algunos otros se mostraban renuentes ante la nueva visión.  

Cuando pedí una cosecha1 de su experiencia algunos de los líderes, reportaba que esta nueva cumbre les daba una sensación de gran responsabilidad frente a la organización y su equipo con su equipo.  

Algunos reportaron que esta   experiencia de la responsabilidad era iba desde algo físicamente pesado hasta un sentido de orgullo el tenerla.  

¿Cómo se siente tu responsabilidad y la de tu equipo?  

Esto se vuelve relevante para los líderes ya que cuando se plantean cambios en cualquier organización humana siempre existe algo de resistencia y esto lo he visto en innumerables lideres que por una parte pueden estar completamente de acuerdo con la nueva visión, sin embargo, implementar los cambios requeridos se vuelve difícil y pesado.  

De acuerdo con Fred Koffman la responsabilidad es la habilidad para responder ante algunas circunstancias y bautiza con el nombre de Responsabilidad Incondicional a la actitud que tiene un líder consciente y la promueve dentro de la cultura de su equipo.  

Sé que un líder, cuando desarrollo su responsabilidad incondicional, se convierte en un  líder más consciente que y esto permite que su equipo haga lo mismo, sin embargo, en esta era de ultra competencia este concepto también ha sido  abusado y ha llevado a un desbalance en todos los ámbitos de la vida del líder, todo bien justificando por llegar a los objetivos, lo cual, ha dejado un mundo depredado y con personas enfermas. Convirtiendo así a la responsabilidad en una lápida que no todos quieren cargar.  

Comencemos abordando las distintas consecuencias que surgen de cada tipo de percepción. 

Cuando la responsabilidad se percibe como una carga pesada, la actitud predominante es de resistencia: no deseamos asumirla ya que nos resulta agotadora y molesta, una condición que no se puede mantener de manera indefinida si recae siempre sobre una sola persona. Es posible que este sentimiento haya estado presente durante largo tiempo sin ser plenamente reconocido, y aun así podría haber impulsado tu desempeño como líder bajo el principio de “lo que más cuesta es lo más valorado”, sustentado por la creencia de que solo aquellas tareas que requieren un gran esfuerzo tienen verdadero mérito.  

Probablemente esa percepción te llevó a hacer lo que se fuera necesario para lograr lo que tienes hasta ahora, sin embargo, para avanzar a tu siguiente nivel, esta no sea la mejor aproximación  simplemente porque no es humanamente posible sostener mayores niveles de responsabilidad porque físicamente estas agotado, desgastado o esta concepción sobre la responsabilidad ya te han pasado factura, con manifestaciones en tu salud, familia o emociones.  

La consecuencia de esta percepción es una casi imposibilidad de implementar cambios en la estrategia o en el liderazgo, no por falta de interés o pericia sino debido a por una asombrosa inteligencia universal te ayuda a mantenerte vivo evitando esa siguiente etapa de desarrollo porque desea evitar tu muerte. 

Por lo cual, implementar cambios en tu vida que te permitan formas de trabajar con tus equipos que permitan confiar, descansar, delegar y expandir los proyectos sin poner en riesgo lo que es más importante para ti.  

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad.  

Responsabilidad de mantenerme vivo y en óptimas condiciones 

Responsabilidad ante mi posición.   

Esta frase de San Agustín que fue popularizada por Stan Lee en voz del tío Ben en el Hombre Araña puede resultar un yunque para cualquier tipo de posición o proyecto.  

Pero veamos otra cara, la cara de la ligereza sobre la responsabilidad, el sentir el orgullo de dicha responsabilidad, imagina que puedes ver lo que requieres hacer y eliges verlo con los ojos de un privilegio de solamente yo y unos cuantos tiene la oportunidad de hacer esto, de impactar de esto de que mi voz sea escuchada por miles de que mis opiniones afecten la vida de una o miles de persona. 

Tomar la responsabilidad como ese deber ser, es lo que toca por todo lo que me he caminado, chingado, currado o como le quieres decir. Es hoy lo que me toca, tengo el privilegio de poder sumir estas responsabilidades. Esto es una visión muy marcial sin embargo si lo podemos extender un poco más integral y lo vemos como es también lo que corresponde cosas que me brindan equilibrio, salud y balance en mi vida. Eso también es lo que se requiere.  

Lo que sucede es que la responsabilidad muchas veces se puede llegar a asociar a estos momentos de disciplina mal entendida que lleva a un desgaste y ansiedad.  

Son pocas las personas que llegan a asociar la responsabilidad con un sentido de gozo, orgullo y ligereza. Estas son las personas que aun cuando no han llegado a donde quieren llegar tienen muy claro lo que es posible con su proyecto o legado. Lo que tiene claro es que requiere hacer cambios en que su expansión sea sostenible para su vida. Sabe que requiere coordinarse de mejor forma sincronizarse como equipo, estar dispuesto a perder algo de su libertinaje personal al asumir el deber de reportar a su equipo a responder con la misma disciplina de su equipo y ponerse al servicio de su equipo. Esta pérdida de libertad es debido que cuando se está iniciando o se está al frente de un proyecto muchas veces no se tienen mucha estructura de rendición de cuentas cuando se tiene más equipo la cultura y las estructuras tiene que ser una forma de cuando enfocas el enfoque de esta “pérdida” de libertad por el potencial de crecimiento por el logro del legado como líder la responsabilidad es lo que corresponde, de lo que soy responsable no es pesado es lo que me corresponde y es un privilegio por lo cual también mi auto cuidado es lo que me corresponde. No tomar tiempo para ir al médico hacer ejercicio meditar etc. es lo que corresponde para que como líder puedas tomar mejores decisiones y que estes en los mejores espacios mentales. 

Calibración:  

Antes de continuar, te pido que hagas una pequeña pausa y te tomes 2 minutos para hacer este ejercicio. Toma una respiración y hazte consciente de tu cuerpo, sigue respirando de manera consciente hasta que estes consciente de tu cuerpo.    

Ahora contesta la siguiente pregunta:   

¿Qué significa expandir mi liderazgo?  

Escribe lo que se te venga a la mente por los siguientes 3 minutos, algunas respuestas que he recibido han sido, un mejor puesto, un mejor pago, mayor impacto en las decisiones, más personas a mi cargo, más tiempo con mi familia, más paz interior.  

¿Cómo se siente esa responsabilidad?  

Anota como se siente en y que parte del cuerpo.  

¿Es agradable o desagradable?  

Esto es solamente un ejercicio que te permitirá ser más consciente, darte cuenta, de tus propias percepciones sobre el camino rumbo a la nueva aventura, tanto propia como de tu equipo.  

Para ayudarte a que el proceso rumbo a tu nueva cumbre sea más efectivo te invito a hacerte estas preguntas.  

¿Cómo podría ser más ligero?  

¿Qué no quiero perder por expandir mi liderazgo?  

¿Qué no he querido soltar que de hacerlo me permitiría tener más tiempo para lo importante? 

Las personas que tiene el mayor sentido de responsabilidad no les es pesado por lo que saben que es tan importante el mensaje el impacto que tiene que les es igualmente importante mantenerse en los más altos niveles de efectividad para lo cual requieren, tiempo, enfoque y energía por lo cual están dispuestos a no cumplir con las expectativas toxicas de equipo que no han querido asumir su liderazgo dejando todas las decisiones al líder o han permitido que el líder atrase el proyecto cuando permitieron que se entrometiera en micro gestión del proyecto.  

El sentido de responsabilidad no reside en mi relación con el equipo, sino en el compromiso con el proyecto, que es más trascendental que cualquier ego o imagen personal.  

Estoy dispuesto a no ir al evento para cuidar mi salud, pero envío a alguien igual o más capaz que yo.  

Eso es la responsabilidad que da orgullo que es desde una incondicionalidad sin embargo no desgasta no es pesada. La responsabilidad como una forma de reconocimiento y sabiduría de hacer lo que se requiere y no lo que “dicen que se debe”.  

2 comentarios de “El PESO DE LA RESPONSABILIDAD”

  1. Me costo un poco de trabajo leerlo y hasta cierto punto entenderlo, ya que tiene errores ortográficos y de sintaxis. Ojala y lo puedan tomar en cuenta. En general entendí la idea de la responsabilidad del liderazgo y del equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *